La adolescencia supone un desafío emocional para los hijos y para los padres.
terapia-adolescentes1
Si estás preocupado por el comportamiento de tu hijo/a, por el rendimiento escolar, por su falta de hábitos, por sus mentiras, su falta de responsabilidad, la falta de motivación que manifiesta, los desagradables enfrentamientos cuando pretendes educar o poner los tan necesarios límites, no dudes en pedir ayuda profesional. Con una intervención y orientación a tiempo, podemos comprender qué le está pasando y cómo manejar esta situación de la forma más constructiva posible.

No olvides que en esta etapa están a merced de los amigos y las influencias externas que no podemos controlar, conocer a fondo que le pasa pueden prevenir serios problemas posteriores.

Aprender a comunicarse con él/ella en su nuevo “lenguaje” es fundamental para fortalecer los vínculos familiares que le permitirán sentirse seguro/a y no alejarse buscando identidades erróneas.